Consejos para comprar pizarras blancas

Las pizarras pueden ser una gran herramienta tanto para tu oficina como para el hogar dependiendo del uso que quieras darles. En todo caso, para comprar una pizarra magnetica grande de alta calidad, lo mejor será hacer la compra directamente online y así evitarás inconvenientes.

En todo caso, debes asegurarte de que las pizarras que vayas a comprar cumplan con algunas condiciones para que puedan tener siempre el rendimiento que necesitas. Es por esto que hoy te enseñaré a elegir bien tus pizarras blancas y tomar una decisión de compra acertada.

¿En qué fijarse al comprar pizarras blancas?

Cuando vas a comprar pizarras blancas debes asegurarte de que tendrás un gran rendimiento, y debes fijarte en los siguientes puntos básicos para conseguir el modelo que necesitas:

Tamaño

Puedes encontrar todos los tamaños de las pizarras que necesites de una forma realmente sencilla, porque en el mercado te encuentras una gran variedad. En todo caso, debes asegurarte de que elegirás un tamaño que vaya acorde con tus necesidades desde pequeñas, así como de gran tamaño.

Para el uso en eventos puede ser buena una pizarra pequeña y compacta que sea fácil de mover y que puedas conseguir así el máximo rendimiento. Por otra parte, para grandes salones, unas pizarras de un tamaño grande serán siempre la mejor elección.

Movilidad

Debes tener claro si necesitas que tu pizarra blanca sea fácil de mover de un lado a otro porque así podrás determinar los elementos de movilidad que necesites. Por lo general, los modelos más compactos vienen con un caballete para hacerlas portátiles.

Sin embargo, si se trata de una pizarra grande, debes asegurarte de que cuente con un sistema de ruedas para desplazarla. Esto permitirá que puedas llevarla por toda tu empresa de una forma realmente fácil, y así le sacarás el mayor partido a tu pizarra por ser altamente versátil.

Tipo de superficie

Dependerá en gran medida del tipo de uso que le vas a dar a tu pizarra, en especial porque las de superficie de melamina son las que tienen una menor durabilidad. Estas suelen mancharse rápidamente y no tendrás un gran rendimiento porque son para uso esporádico.

Para el uso intensivo, debes asegurarte de que la superficie de la pizarra esté fabricada en acero vitrificado o lacado. Esto evitará que se produzcan manchas en la superficie, además de que hará que sean totalmente magnéticas para que puedas usar imanes siempre que sea necesario.

Comentarios cerrados.