¿Cómo se recicla el cartón?

La intensión de reciclar el cartón es obtener un papel totalmente nuevo empleando los residuos que vienen directamente de las empresas manufactureras de papel, ya sea papel pre-consumido o post consumido.

Pero ¿qué son estos dos? El primero, el pre-consumido, es el que se produce cuando el fabricante está elaborando el papel, y el post-consumido que es lo que tira al contenedor.

Ahora bien, la gran pregunta es ¿cómo se recicla el cartón? Presta mucha atención.

¿Cómo se recicla el cartón?

#1 Se plastifica el cartón y el papel.

Este proceso consiste en colocar el cartón y el papel y añadirles a éstos disolventes químicos específicos que van a permitir que todo se convierta en fibras de papel, separando las capas.

#2 Criba del cartón y papel.

Luego de esto, se realiza una selección, para poder separar todos los materiales que no sean ni cartón ni papel.

#3 Centrifuga y triturado del cartón.

Una vez todos los residuos están separados y deshechos en un contenedor, se deshacen en agua para poder dar densidad y uniformidad a una masa.

Luego, se pasa todo por una trituradora y varios filtros para poder filtrar cualquier rastro de tinta, plástico o metal y así obtener materia totalmente pura.

#4 Clasificar todo el material.

Una vez todo lo anterior está listo y libre de cualquier sustancia que pueda contaminarla, la fibra que resulta divida en dos partes, la celulosa corta que se emplea en papel periódico, y celulosa larga que se emplea para hacer cartón y folios de oficinas.

¿Qué beneficios se obtienen de esto?

  • Por cada tonelada de cartón que se recicla se ahorran más de 3900 horas de electricidad.
  • Es precisamente el anterior punto que en España hasta el 70% de las cajas y papeles son reciclajes.
  • Al reciclar el cartón éste se vuelve biodegradable.
  • Todo el cartón biodegradable debe llevar siempre una etiqueta ecológica que identifica el material.
  • El cartón una vez se termina de usar puede volver a ser re-reciclado, ya que no contiene metales pesados ni trozos de plástico.
  • El formato ecológico es tan eficiente como el recién producido, y ofrece una alternativa barata, accesible y rápida para embalajes y toda clase de usos comunes.
  • Por último, es decisivo entender que el cartón ecológico es incluso más rentable, pues al ser reutilizado su precio es mucho menor, así que ahorrarás mucho dinero comprándolo.

Es por esto por lo que Ecoembes busca trabajadores, así que si te interesa ¡sólo tienes que pinchar en el enlace!

Comentarios cerrados.