Proteger la casa del bumping

El mayor problema de los propietarios de casa, es el bumping, una práctica muy utilizada por los cerrajeros para ingresar a una casa, sin dañar la puerta. Esta práctica en un principio era algo muy profesional, que solo hacían personas certificadas, pero ahora, cualquiera puede hacer bumping.

En vista de los problemas que hay con el bumping, no es de extrañar que los propietarios de casa deseen nuevas herramientas en la lucha contra este problema que genera miles de euros en pérdidas por productos robados de casa a las que se ingresó por medio del bumping.

Sensores de movimiento

Una de las formas que tienen las personas para protegerse del bumping, es por medio de sensores de movimientos, los cuales activan una alarma cuando sienten que algo se mueve. Este tipo de sensores son conocidos de manera popular como “alarmas para la casa”.

Las alarmas son uno de los mayores enemigos de los ladrones, ya que no solo alerta a las personas que están en la casa sobre el ingreso de un ladrón, también lo hace a los vecinos y a la policía, de modo que el delincuente queda muy expuesto. En vista del riesgo de ser capturado, el ladrón huye apenas la alarma comienza a sonar.

Cámaras de seguridad

Las cámaras de seguridad son otra buena protección para los hogares, ya que permite determinar la identidad del ladrón, asegurando su captura y la recuperación de los objetos robados por el mismo.

Aunque, la mejor forma de proteger una casa contra el bumping, es instalando una cerradura especial contra el bumping, la cual se ha vuelto muy popular, aunque esto no quiere decir que se pueda encontrar en cualquier lugar. Este tipo de cerraduras son muy efectivas y pueden asegurar una protección mayor a las cámaras de seguridad.

Cuando se quiera una cerradura anti bumping de primera, lo mejor es dirigirse con profesionales de reconocido prestigio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *